CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

29/03/2007

carta al astronauta que volverá en el año 2010

mi querido viajero del espacio sideral, estoy en casa frente a una ensalada de espárragos y al sentir el olor del limón fresco que gotea sobre el plato, una sensación de exilio me toca.


(ríete, asocio la carnosidad de los frutos verdes a tu piel . lo sabes)


recuerdo tus palabras acerca de la existencia, de las expresiones mil veces repetidas por tantos mortales. mas nosotros hace tiempo que nos comunicábamos con otros códigos sin los recursos fáciles de las dulzuras que tanto seducen a los seres extraviados en el deleite insistente, en esa especie de nácar inventado para que brille y enceguezca.

miro mis uñas cortadas y las líneas de mi mano: una luciérnaga se ha muerto hoy y mis dedos la acariciaron. te recordé e intenté que tus ojos no aparecieran sobre el cuerpo de la luciérnaga aún caliente, aún bella. luego pensé en la inutilidad de la belleza, y me reí. no importa, si no somos utilitarios, si no somos perpetradores de una estética ebria, si la belleza es como un arlequín triste o una mujer desnuda que mira melancólicamente el cadáver del hombre que amó. en fin, mi querido viajero, todas son divagaciones del deseo consumido o del deseo trastornado. la alteración de mi sistema sanguíneo me mata un poco. ¿terminaré de morir cuando tu nave se aproxime?
no lo sé

no lo sé

la literatura corrompe a los soberbios, por eso busco algo distinto y querría que vuelvas ahora, sin dilaciones, con tus apuntes escritos en el tiempo luxe, mirando por la escotilla a los astros tan parecidos a animales brillantes, elefantiásicos, inanes, perdurablemente vanos.

ah mi querido viajero, sin ave fénix ni bestiario que te acompañe, solitario en la nave del olvido, como aquella perra que moriría en el espacio, experimento científico con su guadaña mecánica, sus ecuaciones y maquinarias. solitario como los satélites del planeta, tú eres un mundo en mi mundo, una mezcla de sonidos materiales, un iceberg imaginario.

perdóname, mis palabras son redundancias de una orgía mental. desnudez demudada, catatonia del amor, con mi cuerpo te escribo, porque mi cuerpo es el espejo del tuyo, una invención que poco a poco se hizo y que nadie ha destruido ni por la seducción de las mentiras. ¿ves? yo bailaba en tu honor y tú soñabas con ciudades silenciosas, yo cantaba para ti y tú apenas sentías algo puro entrando a tu mente, a tu sangre, a tu sexo.

tú te preservas como un actor que no envejece, porque murió como river phoenix, cuando dejaba de ser un niño, tú viajas sobre mí y me entregas signos por develar. tú, siempre.

lo pienso, te pienso y desmembro mi inquietud sobre las baldosas frías y las puertas, atravieso el umbral de los locos, porque no soy loca, soy la amante abstracta que se desdibuja en el tiempo, en la carne atacada por las palabras, en los líquidos que salen del cuerpo iluminado en instantes que mueren cuando escribo esta carta.

7 comments:

ladydark said...

Me gustan los códigos que usas para la comunicación, son nuevos, de luxe que dirías tu, brillantes, por eso me enganché a tu forma de des-escribir de la palabra al abismo o a la cumbre. En este espacio sideral en el que nos movemos la bocanada de aire fresco que nos insuflas no tiene precio. Bravo por la anotación de hoy Rain.

Rain (v.m.t.) said...

Sincronizaciòn intempestiva mi querida funámbula.

Lo que intento es decir a través de textos, lo que creo... una manera de estar en el mundo.

Grax, abraxo.


*


Al enviar un comentario a la papelera, me siento algo extraña.
Si alguien quiere escribir sobre algo ajeno al post, en mi perfil, encontrará el mail. Me daré tiempo para contestar.

Salute

billywild said...

¡Vaya quién pudiera recibir una carta como ésta!
Llevo unos días locos de trabajo y los que me quedan por delante, pero leer esto sirve, al menos, para pensar en dar un descanso a la mente y dejarla volar por un rato.

Nicho said...

¡Menudo deleite de carta!

Sí, ya sé, Rain, no te gusta mucho que se destaquen frases aisladas de tus prosas/poéticas. Pero me da igual (con perdón), destaco ésta:

"miro mis uñas cortadas y las líneas de mi mano: una luciérnaga se ha muerto hoy y mis dedos la acariciaron."

Volveré a leer esta carta, con frecuencia.

Rain (v.m.t.) said...

Medito sobre los links y los comentarios y me doy cuenta que hasta en una extrema actitud punk, la voz que llega y deja su huella es importante para el que escribe, imaginando sea por ejemplo un mñsuico punk :)

Si se cierra la ventana de comentarios, es diferente. Por ejemplo si se deja solamente el correo, será objetivamente difícil que uno reciba mails, porque la operatividad de los comentarios ofrece comodidad al que desea comentar. Es inmediata y eso es algo que hay que considerar.

Grax Bill Wild. Me alegra que en medio de tus ocupaciones te hayas dado unos instantes para estar en la z q y dejar tu huella.

Salute.




*



Nicho, gracias mi amigo.
GRACIAS.

No sé hasta qué punto ...

en fin.

:)

Azrael said...

Andará muy lejos, el astronauta.

Porque el peor arma es la palabra: no ataca solo la carne.

Rain (v.m.t.) said...

Azrael, es que procesé el texto, pensando en un personaje: el astronauta, lejanísmo. Es cierto...